Bienvenidos al portal de PROMEDIODiputación de Badajoz

logotipo Promedio

¿Cómo leemos tu contador de agua?

¿Cómo leemos tu contador de agua?

Quienes viven en nuestros pueblos y en los barrios de las ciudades que aún conservan casas bajas frente a bloques de edificios están familiarizados con las características portezuelas metálicas incrustadas en las fachadas y que nuestros abuelos, para tomarnos el pelo, a veces nos aseguraban que tras ellas vivía el ratoncito Pérez. En realidad, alojan unos huéspedes mucho más corrientes pero esenciales para la adecuada prestación de un servicio básico en nuestro día a día como es el suministro de agua potable. Estos inquilinos a los que nos referimos son los contadores de agua.

Un contador de agua no es más que un dispositivo de medición que registra el consumo de agua en una vivienda. De esta forma es posible determinar con precisión la cantidad de este bien tan valioso como escaso del que hacemos uso en el hogar, evitando lecturas estimadas que en ocasiones pueden exceder el consumo real de la unidad familiar y perjudicar al abonado. Verificar los contadores no solo sirve para facilitar la correcta facturación del servicio, sino que también permite detectar anomalías en los consumos detrás de las que podrían esconderse averías y fugas ocultas que los propietarios de las viviendas desconocen. Por todo lo anterior es importante realizar una lectura periódica y rigurosa de estos aparatos presentes en cada casa.

imagen

En Promedio nos encargamos de esta tarea durante los llamados periodos de lectura que se abren cada trimestre. Es entonces cuando entra en acción nuestro equipo de lectores compuesto por 10 compañeros y compañeras. Con paciencia y dedicación revisan trimestralmente más de 70.000 contadores en 44 municipios, yendo de localidad en localidad y de domicilio en domicilio, abriendo portezuela a portezuela. Como ejemplo, una población mediana como Puebla de la Calzada requiere 13 días de trabajo para no quedar ni uno solo de ellos sin revisar.

Un minucioso trabajo que Jesús Acevedo, uno de los lectores de nuestro servicio de abastecimiento, nos explica en la primera entrada de este videoblog.

A pesar del esfuerzo, siempre se escapan algunos contadores que se quedan sin leer, apenas el 9% del total, dando lugar a lecturas estimadas. Contadores, normalmente en instalaciones antiguas, que se encuentran en el interior de las viviendas, en el baño o en la cocina, y que solo se podrán leer si las personas propietarias le dan acceso o si estas colaboran aportando la lectura del contador cuando se les requiere.

El beneficio de tener un seguimiento regular de los contadores no se limita a evitar facturaciones estimadas. También permite detectar averías en el interior de las viviendas o fallos en aparato de medición. Marisa Barreto, administrativo del servicio en Puebla de la Calzada, nos da algunos detalles de una tarea que no vemos pero que es fundamental para mantener, entre todos y todas, un servicio básico para nuestra calidad de vida.

Protocolos COVID-19

Haz Click