Bienvenidos al portal de PROMEDIODiputación de Badajoz

logotipo Promedio

En 2030 la provincia de Badajoz depurará el 100% de sus aguas residuales urbanas

En 2030 la provincia de Badajoz depurará el 100% de sus aguas residuales urbanas

Devolver a los pequeños ríos de la provincia alrededor de 6 millones de litros de agua al día en buenas condiciones. Ese es uno de los objetivos principales que se marca la Diputación de Badajoz con el medio ambiente en los próximos años. En esta década hasta 74 aglomeraciones urbanas que ahora vierten sus aguas a cauce público sin ningún tratamiento contarán con una solución adecuada para depurarlas. Será una inversión de gran importancia que hará que la provincia pacense sea una de las primeras de España en lograr la plena depuración de sus aguas. La hoja de ruta ya está marcada: el primer plan de infraestructuras del Plan Depura está en marcha y contempla la construcción de 20 depuradoras y el proyecto de otras 8 hasta 2023.

“La solución que se le dará a cada población estará adaptada a su realidad urbana e industrial y basada en sistemas de depuración alternativos, de bajo coste de mantenimiento, pero que garantizarán que devolvamos el agua a la naturaleza, cada gota, en condiciones óptimas”, subraya Raquel del Puerto, vicepresidenta de Promedio.

El beneficio medioambiental del Plan Depura es claro y directo: los ríos y pequeños arroyos dejarán de recibir los 4.000 kilos de materia orgánica, 500 kilos de nitrógeno y 50 kilos de fósforo que acumulan ahora cada día. En condiciones de equilibrio, estos nutrientes son buenos para un ecosistema acuático. Sin embargo, un exceso provoca daños importantes en el agua y en todo lo que le rodea. “Reestablecer el equilibrio mejorará en gran medida el hábitat ecológico de nuestro territorio, ya que, en muchos casos, el único caudal de agua que circula por los arroyos en verano es el que proviene del uso urbano”, destaca.

Además de los nutrientes derivados de la actividad humana y que son propios del agua residual, existen otros restos que perjudican gravemente al medio ambiente y a los sistemas de saneamiento. Estamos hablando de toallitas húmedas, de colillas, de pequeños envoltorios, de aceites o combustibles que salen de los desagües de las viviendas e industrias, o que llegan al alcantarillado arrastrados por el agua de lluvia. Promedio retiró el año pasado más de 500 toneladas de residuos asimilables a urbanos del agua residual en la provincia. Y se estima que gracias al Plan Depura se evitará el depósito de otras 70 toneladas de basura que ahora llegan a nuestros cauces. “Además de la obligada labor de las administraciones, todo sería más fácil si nos concienciamos y hacemos uso de papeleras y no de los desagües, porque nuestro río Guadiana, sus afluentes y embalses, comienzan en las alcantarillas”, concluye Del Puerto. 

Etiquetas

Protocolos COVID-19

Haz Click