Bienvenidos al portal de PROMEDIODiputación de Badajoz

logotipo Promedio

¡Agua a la fuga! Averigua si pierdes agua sin tener conocimientos de fontanería

¡Agua a la fuga! Averigua si pierdes agua sin tener conocimientos de fontanería

En esta entrada vamos a darte una serie de consejos para que puedas revisar tus instalaciones y cerciorarte de que no existan fugas de agua en tu casa. Pero antes de comenzar esta gymkana detectivesca... ¡Necesitamos conocer el mapa!

¿Cuál es el recorrido del agua que llega a nuestros grifos?

Para suministrar agua a una casa o a un edificio, necesitamos una acometida, es decir una tubería que derive de la red general.

El agua llega a una llave de registro, que se suele usar para trabajos de mantenimiento en la red. Después circula hasta otra llave de registro (o de paso) que permite cortar el agua de toda la casa o edificio, y llega al contador, el aparato que mide el consumo de agua de tu hogar.

imagen

"Esquema de distribución de agua a una vivienda". Vía: euinstalaciones

Si vivimos en un piso, nos encontraremos con varios contadores y seguramente con un grupo de bombeo para elevar el agua por las diferentes cañerías (llamadas montantes) que conducirán el agua hasta las llaves de paso de cada vivienda. En el interior de éstas, sobre todo en las llamadas zonas húmedas (aseos y cocina), vamos a encontrar llaves independientes tanto de agua fría como caliente.

Finalmente, abrimos el grifo y ¡agua que te quiero agua!

Ya conocemos cuál es el circuito, pero resulta que tenemos sospechas de que pueda existir alguna fuga y queremos revisar nuestra instalación para prevenir futuros sustos al bolsillo y no malgastar un recurso tan necesario como es el agua.

¡Equipo buscafugas al rescate!

imagen

"Si tu fuga tiene esta pinta ¡Llama a un equipo de fontanería! ". Vía: Fotograma de la película Titanic (1997)

Las señales más evidentes de que podemos tener una fuga es encontrarnos una tubería rota de la que sale agua a borbotones, charcos, humedades en la casa y tener una factura mucho más elevada de lo habitual. Pero la mayoría de las veces será un goteo tan reducido que puede pasar desapercibido.

¡Descubramos que está ocurriendo!

  • El primer paso será localizar tu contador, si es una casa puede que se encuentre en la fachada o incluso en el interior, y si es un piso estará en el cuadro de contadores.

imagen

"Operario de Promedio leyendo un contador". Vía: Promedio

  • Verifica que tu contador funciona. Anota el número que aparece y después abre cualquier grifo de tu casa. Si el medidor se mueve es que opera con normalidad. En caso de estar averiado nunca manipuléis el contador para intentar arreglarlo por vuestra cuenta ya que se podría tomar como intento de fraude. Tendrás que dar parte a tu oficina del agua más cercana.

imagen

"Contador de agua". Vía: Promedio

  • En el caso de que el contador funcione con normalidad, cierra todos los grifos, verifica que ninguno esté en uso y mira si el contador sigue girando. Si esto sucede, significa que en algún punto de la casa hay una pérdida de agua ya que el agua sigue circulando por el medidor.

  • El siguiente punto será aislar cada llave de paso de forma independiente y si en algún momento el contador se detiene es porque en ese sector (aseo, cocina, lavadero…) está la pérdida de agua. Si al cerrar todas las llaves de paso, el medidor de vuestro contador sigue girando, significa que la filtración está en algún lugar de la red entre el contador y la casa, y tendrás que repararlo con un servicio técnico profesional.

  • Una vez conocido el sector, será más sencillo encontrar la fuga y repararla.

Las causas más frecuentes de fugas son:

Grifos en mal estado

Suele ocurrir cuando las gomas están gastadas, y al no cerrar bien, se genera una pérdida de agua. La forma de detectar fugas en grifos es tan sencilla como poner un recipiente debajo y si pasado un tiempo nos lo encontramos con agua ¡FUGA!

Unas gotitas pueden parecer poca cosa, pero un grifo goteando pueden ser 4 o 5 metros cúbicos al mes (20.000 vasos de agua). Y si fuera un chorro podríamos hablar de hasta 15metros cúbicos (60.000 vasos de agua) que se añaden a nuestro gasto mensual.

imagen

“Cada gota cuenta”. Vía: Freepick

Pérdidas de agua en el WC

 Es muy común, y una sencilla prueba es añadir un colorante al depósito de la cisterna. Si después de unos minutos, el agua de la taza ha tomado el color del colorante, aunque sea levemente, significa que hay una fuga que hay que arreglar. Podría significar un gasto de 100m3 de agua mensuales adicionales.

imagen

“Fuga en el WC detectada con colorante”. Vía: Regional Water Providers

Red de tuberías obsoleta

 Unas cañerías deterioradas suelen producir más contratiempos que unas tuberías modernas. Habrá algunos casos donde podrás arreglartelas por tu cuenta, pero la mayor parte de las veces son averías importantes que tendrás que recurrir a un equipo técnico profesional. 

Revisando lo anterior puedes verificar el estado de tu red de agua, actuar a tiempo para evitar sobrecostes y evitar malgastar un recurso tan vital como es el agua. 

Etiquetas

Gestión de residuos durante el COVID-19

Haz Click