Bienvenidos al portal de PROMEDIODiputación de Badajoz

logotipo Promedio

Producción

Igual que en la tierra existe el ciclo natural del agua, las interferencias del ser humano y su demanda para los diferentes usos de las poblaciones han originado el denominado Ciclo Urbano del Agua.

El ciclo urbano del agua abarca todos los procesos, desde la captación del agua hasta su devolución a la naturaleza. En este apartado describiremos la parte del abastecimiento de agua, esto es, el recorrido que realiza el agua desde que se capta hasta que sale por el grifo de las viviendas e industrias.

Captación

La captación es el lugar donde se toma el agua que va a ser potabilizada. En los sistemas de abastecimiento gestionados por PROMEDIO contamos con diferentes tipos de captaciones:

  • Aguas superficiales: Embalses, lagos, ríos…
  • Aguas subterráneas: Pozos, manantiales…

De esta manera, contamos con localidades donde la captación se realiza exclusivamente de agua superficial, otras donde la captación es únicamente agua subterránea, e incluso gestionamos sistemas de abastecimiento con captaciones de tipo mixto, donde hay varios puntos de captación, unos de agua superficial y otros de agua subterránea.

Tratamiento

Es el conjunto de procesos necesarios para que el agua tenga la calidad necesaria para el consumo humano. Este tratamiento se desarrolla en unas instalaciones denominadas ETAP (Estación de Tratamiento de Agua Potable).

En las ETAP se potabiliza el agua siguiendo este proceso:

 Entrada de Agua
El proceso de potabilización en la ETAP se inicia con la entrada del agua. Una válvula reguladora de nivel es la encargada de controlar esta fase.

La modulación del caudal de entrada se consigue mediante varias compuertas que permiten adecuar el mismo a la demanda de la planta.

Cámara de Mezcla
A continuación, el agua pasa a una cámara denominada de mezclas, donde se añadirán los reactivos oportunos en función de su calidad, que depende de la cantidad de materia orgánica, metales pesados, partículas coloidales, gérmenes patógenos, sólidos en suspensión y otro tipo de contaminantes que deben ser tenidos en cuenta para su eliminación. Un agitador rápido será el encargado de mezclar los compuestos y el agua.

Entre los reactivos que se pueden adicionar están los oxidantes, coagulantes, floculantes, correctores de pH y desinfectantes. Cada uno cumple una función determinada como se indica a continuación:

Oxidantes, como el permanganato potásico y el cloro, para eliminar materia orgánica y oxidar minerales y metales pesados presentes en el agua.

Coagulantes, como las sales de aluminio y de hierro, que se encargan de desestabilizar las partículas coloidales en suspensión para favorecer su aglomeración. Gracias a la coagulación no solo se elimina la turbidez, sino también la concentración de materia orgánica y microorganismos.

Floculantes, como el sílice activado, almidones y alumbres. Se añaden en el canal que va de la cámara de mezcla al decantador, favoreciendo el crecimiento y aglomeración de los flóculos recién formados con la finalidad de aumentar el tamaño y peso necesarios para sedimentar con facilidad. Estos flóculos, inicialmente pequeños, crean al juntarse aglomerados mayores que son capaces de decantar.

Estabilizadores de pH, como el hidróxido cálcico, que se utilizan para ajustar el pH del agua en el tratamiento.

En este proceso se forman flóculos que sedimentarán en el siguiente proceso que se llevará a cabo.

Imagen

 Decantador
El agua es dirigida al decantador donde se formarán los flóculos que, por su tamaño y peso, precipitarán en el fondo, constituyendo un fango que se extraerá por la purga del decantador para ser retirado del agua clarificada.

Imagen

Filtración mediante arenas
De la decantación se pasa al siguiente proceso de potabilización: la filtración. En este punto se filtra el agua mediante lechos de arena caliza, antracita o similar. Básicamente el agua entra en el estanque y se hace pasar por dichos filtros, que retendrán aquellas partículas que no han sido eliminadas en etapas anteriores: agentes químicos, posibles coloides, etc.

Imagen

Filtración mediante carbono activo
Para reforzar la filtración de elementos que no hubieran sido retirados en los procesos anteriores (aceite mineral, polihidrocarburos aromáticos, sustancias halogenadas, elementos generadores de malos olores y gustos en el agua, levaduras, herbicidas, pesticidas, etc.), se hace pasar el agua por unas columnas de filtrado de carbón activo donde se retiran del agua estas sustancias mediante el filtrado a través de un lecho de este material, separando y reteniendo en la superficie interna de estos gránulos estos compuestos.

Imagen

Depósito de acumulación
Por último, el agua ya potabilizada será almacenada en un depósito en la propia ETAP, que puede tener diferentes capacidades de almacenamiento y servirá de reservorio de agua disponible para su demanda.

Desinfección
Normalmente se realiza una desinfección final en esta fase utilizando productos como ozono, flúor o cloro, entre otros, siendo el cloro el más utilizado. Son agentes biocidas que se añaden al agua para eliminar organismos patógenos.

Transporte y almacenamiento

Una vez potabilizada el agua en la ETAP, ésta pasa por un conjunto de tuberías y elementos de transporte que permiten trasladar agua desde la ETAP hasta los depósitos.

Los depósitos son instalaciones destinadas a almacenar el agua tratada para su posterior distribución.

Imagen

Distribución

Desde los depósitos, el agua es entregada a las viviendas e industrias de las poblaciones a través de una red de tuberías y un conjunto de elementos que forman la denominada “red de distribución”.

¡ÚNETE AL MOVIMIENTO SEPARATISTA CIUDADANO!

Haz Click